Los 27…

Muy buenas tardes a todos, amiguis. Hoy les vengo a hablar un poco sobre la edad más peligrosa del mundo… los 27 años.

¿Qué carajo tienen los 27 que me hacen sentir tan especial? La neta, quién sabe; sin embargo tengo una teoría: es la mitad de la segunda mitad de los 20’s, y los 30 se ven llegar muy rápido. Sí, tal vez. Generalmente de más jóvenes soñábamos que antes de esta edad ya tendríamos muchas cosas solucionadas, pero la mera verdad es que de soluciones no tengo ni madres. ¡Ja! Hasta podría decir que des-solucioné cosas (Wait! What?).

Amiguis, yo no tengo ni casa, ni coche, ni perro, ni esposa, (ni novia, se aceptan tiradas de onda (ah, qué dijeron, qué facilote)), ni dinero y mucho menos estabilidad emocional. Y qué les digo, la vida es más complicada de lo que decían y muy probablemente a los 27 se nos despierte la ardilla y sea por eso que comenzamos nuestro amado y hermoso declive.

No me sorprende en lo más mínimo (antes tenía un profesor que se creía eminencia en el lenguaje y decía que «más mínimo» es incorrecto, pero a mí me vale madre lo que diga él y lo voy a seguir diciendo) que exista un club para la gente que se muere a los 27, digo, pues está cabrón.

Voy a hacer un pequeño paréntesis y voy a mencionar que googleé (no sé bien si así se escriba el pasado de googlear, a veces sí extraño a ese wey que nos enseñaba a escribir) a los integrantes de dicho club y los principales, hasta antes de 1994 son: Brian Jones, Jimmy Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison. Justo otra teoría que encontré es que se relaciona a la letra ‘J’ en los nombres de los miembros. Compis… yo me llamo Jorge Alejandro y tengo 27 años, ¿qué puedo esperar de esto? Afortunadamente en 1994 ingresó Kurt Cobain al club y me sirve como contraejemplo y esperanza, aunque muy probablemente también me jale las patas por esto.

Volviendo a la wea esta de los 27, quién sabe, podría ser una coincidencia pero a mí esas muertes «por causa desconocida» y por sobredosis me suenan a que había algo que no estaba chido en ese momento para ellos.

Quisiera finalizar haciendo un llamado a las autoridades para hacer la inclusión de Valentín Elizalde al Club de los 27, me parece una falta de respeto que una estrella como él no esté presente, dado que se nos fue a esa edad 😦

Me empiezo a despedir felicitando a todos aquellos que sobrevivieron a esta edad; pidiéndoles que tengan mucho cuidado a aquellos que la transitan; y diciéndoles a los que están por llegar que no tengan miedo, no está tan mal bailar entre la muerte y la muerte en vida todos los días del año.

Para Gala Guerrero, Sebastián Alvarado y en especial para ti, mi Gallo de Oro, estés donde estés.

Les deseo una linda tarde a todos. Me retiro ahora, que tengo una solicitud de ingreso que enviar, y comprobar una teoría sobre la letra ‘J’. Saludos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: