El miedo al dentista

Cuando era pequeño y le temía a los fantasmas, mi madre siempre me decía «más miedo hay que tenerle a los vivos»; después de ello siempre terminaba con un chingo más de miedo y ansiedad dado que me tocó vivir en un mundo en el que abundan los vivos.

Pasaban mis miedos y las ocasiones en las que me repetía una y otra vez esa misma frase. Comencé a pensar que más bien no sabía de qué otra manera calmarme cuando al temerle a una araña me dijo lo mismo. No pude evitar pensar «jefa, las arañas están vivas, qué pedo». Sin embargo, y a pesar de los desvaríos de mi madre, creo que tenía algo de razón. Digo, por qué chingados debo temerle más a alguien que ni siquiera se puede recargar en la pared cuando se cansa cuando el mundo de los vivos está lleno de personas muy peligrosa, como narcotraficantes, asaltanes, violadores, terroristas, presidentes y por supuesto los dentistas. Sí, los dentistas.

Amigos, hay que recapacitarlo. Si nos ponemos a ver un poquito más allá de lo que vemos, vamos a encontrar que los dentistas son torturadores potenciales, pero con licencia. ¿Por qué no temerles? Ejemplifiquemos un poco lo que quiero decir. A diferencia de un médico, que si no me anestesia generalmente para abrirme y picarme los dos riñones y el corazón para quitarme la vida, podríamos estar hablando de un caso grave de negligencia médica. En cambio, un dentista puede tenerme perfectamente consciente mientras me hace desangrar hasta la muerte por la muela del juicio y sigue siendo legal y está capacitado para hacerlo. No tengo pruebas, pero tampoco dudas.

Se han preguntado¿por qué muchos de los dentistas no usan su ropa normal y por encima una bata? Yo sí, banda, digo ¿por qué la necesidad de proteger su ropa de uso diario de pies a cabeza? ¿Por qué? ¿Recuerdan cuando Walter White de Breaking Bad se desnudaba hasta los calzones cuando iba a cocinar para no apestar su ropa a metanfetamina? Pues ni más ni menos… Tengo la teoría de que el motivo es muy parecido, los dentistas prefieren manchar de sangre su atuendo especial para la sangre. Eso me lleva a pensar que un diferenciador entre un dentista cuerdo y uno psicópata, es que probablemente los que usan bata sobre su ropa normal no tienen nada que esconder, es algo que me hace tener un poco de esperanza en el mundo. Aunque si me quedo pensando un poco más al respecto, probablemente sea porque están aún más locos y no tienen inconveniente de salir a la calle bañados en rojo, o bien, que sean los jefes de todo el pedo.

Miren, yo sólo les estoy intentando abrir los ojos y para que tengan un poco más de cuidado en este mundo tan enfermo lleno de gente viva. Porque como decía mi madre, es a quien hay que temerle.

* La siguiente imagen sugiere discreción, podemos ver claramente como un dentista tortura a una colega suya mientras amenaza con hacerle daño a su famlia. En fin, Dios nos libre y nos proteja a todos… Esta entrada va dedicada a Olivia Irene, de Facebook. Saludos.

Navegador de artículos

  2 pensamientos en “El miedo al dentista

  1. elcieloyelinfierno
    28 de septiembre, 2021 en 12:12 pm

    Que delirante entrada, chaval!! Todavia me estoy riendo…Un cordial saludo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: